Mejorar la comprensión lectora escribiendo


Publicamos este artículo con el permiso de Juan Cruz Ripoll, autor del blog Comprensión lectora basada en evidencias, un blog muy interesante que trata fundamentalmente del trabajo de la comprensión lectora, así como investigación en relación a ésta. El enlace original del artículo lo podéis encontrar aquí.

Escribir para leer. Evidencias de cómo la escritura puede mejorar la lectura“. Este es el sugerente título de un informe de Steve Graham y Michael Herbert, de la universidad de Vanderbilt publicado por la Carnegie Corporation y por la Harvard Educational Review (2011). No es un título espectacular, ya que es normal que pensemos que la escritura y la lectura están relacionadas, pero reflexionando un momento recuerdo que siempre me han recomendado que lea mucho (lo hago) para escribir bien (no sé si ha funcionado), pero nunca nadie me ha recomendado la fórmula inversa: escribir para leer mejor.
Los autores de esta revisión consideran que la escritura ha sido una herramienta de mejora de la lectura poco valorada, pero que existen tres razones para pensar que puede ser útil:
  1. La lectura y la escritura tienen en común muchos procesos cognitivos y conocimientos.
  2. Ambas son actividades comunicativas. Escribiendo se puede aprender sobre los recursos que se utilizan para comunicar algo al lector y mejorar en las habilidades de lectura.
  3. Ambas se pueden combinar para alcanzar objetivos como aprender información de un texto. Hacer un resumen, un esquema, o escribir sobre el texto puede ser una forma analizar, conectar, y memorizar su información.
El texto, que está en inglés, es muy claro y se centra en los resultados obtenidos y las recomendaciones, explicando en un anexo las cuestiones técnicas de cómo se hizo la revisión y el metanálisis. Esto hace que sea un texto mucho más entretenido y fácil de leer que otros metanálisis que se han comentado anteriormente, pero puede hacer que se omita la lectura de la información técnica, que tiene su importancia para juzgar todos esos resultados y recomendaciones.
En esta revisión solo se incluyeron estudios experimentales y cuasi-experimentales, es decir, estudios en los que había, al menos, dos grupos de alumnos: uno con el que se realizaba una intervención basada en la escritura y otro con el que se realizaba otro tipo de intervención o no se intervenía. La intervención basada en la escritura tenían que incluir la creación de textos escritos, y no se consideraron intervenciones basadas en escritura la copia, completar palabras omitidas en textos o dar respuestas cortas a preguntas sobre el texto. Sí que se incluyeron, como excepción, intervenciones basadas en el deletreo.

Resultados 

Graham y Herbert han redactado sus resultados en forma de recomendaciones, de modo que los resumo tratando de respetar su estilo:
· Haz que los estudiantes escriban sobre lo que leen
La comprensión de textos literarios, de ciencias sociales o naturales se incrementa cuando los alumnos escriben sobre lo que leen, especialmente cuando escriben sobre un texto (reacciones personales, análisis o interpretación del texto), resumen textos, toman notas sobre textos, responden por escrito a preguntas sobre textos o crean y responden (por escrito) sus propias preguntas.
En alumnos de 2º de Primaria hasta Bachillerato (la mayoría eran de Educación Secundaria o Bachillerato) se obtuvo un tamaño del efecto de 0,40 cuando la comprensión lectora se evaluaba con tests estandarizados y de 0,51 cuando se evaluaba con pruebas diseñadas por los investigadores. Los resultados sobre la comprensión lectora eran mejores que los obtenidos mediante la enseñanza recíproca o la instrucción en vocabulario. Escribir sobre los textos leídos se mostro más eficaz que simplemente leerlos, leerlos varias veces, estudiarlos o debatirlos.
Se apreció un efecto de 0,63 en estudiantes con bajo rendimiento que participaban en actividades de escritura sobre los textos, pero este efecto solo aparecía si se les enseñaba explícitamente cómo redactar sus textos. Si simplemente realizaban actividades de escritura sobre lo que leían, sin esa enseñanza, el tamaño del efecto era nulo.
La escritura de resúmenes de los textos produjo mejores resultados en los alumnos de los últimos cursos de Primaria (tamaño del efecto 0,79) que en los de Secundaria o Bachillerato (tamaño del efecto 0,33). También mostró efectos positivos tomar notas sobre los textos leídos, es decir, reducir el texto a un conjunto de frases o palabras clave. Responder por escrito a las preguntas sobre lo que se ha leído producía un efecto positivo pero pequeño en los estudiantes de mayor edad.
· Enseña a los estudiantes las habilidades y los procedimientos que se necesitan para crear textos
El aprendizaje de las habilidades y los procedimientos para crear oraciones, párrafos y textos mejora la comprensión lectora, aunque de una forma más discreta que las actividades descritas en la sección anterior. El tamaño del efecto de este tipo de intervenciones era 0,18 cuando se evaluaba la comprensión lectora con tests estandarizados, y 0,27 cuando se evaluaba con pruebas elaboradas por los investigadores. Estos estudios fueron realizados con alumnos de 1º a 4º de Primaria, que participaron en intervenciones como escribir para lectores reales, escritura-revisión-reescritura, proyectos literarios, ayuda mutua en la escritura, o aprendizaje de técnicas de escritura.
· Haz que los estudiantes escriban más
Cuantos más textos producen mejor es la comprensión lectora de los alumnos. La participación en actividades como escribir sobre un tema que elige el propio alumno o se elige entre varios compañeros, dedicar 15 minutos diarios en clase a la escritura, usar internet para escribir a alumnos de otros países, o escribir noticias sobre sus experiencias producen mejoras en la comprensión lectora de los alumnos de Educación Primaria, con un tamaño del efecto de 0,30.
Además, las tareas de escritura de deletreo (recordemos que se trata de alumnos con lengua inglesa) producen mejoras en la fluidez lectora.

En resumen

Esta revisión pone de manifiesto que hay una serie de prácticas relacionadas con la escritura que podrían contribuir a mejorar la comprensión lectora. Éstas son:
  • Escribir sobre un texto (valoración, análisis, opinión personal,…).
  • Resumir textos (la utilidad de esto ya había sido señalada por el NRP-2000).
  • Tomar notas sobre textos.
  • Responder por escrito a preguntas sobre textos.
  • Escribir para lectores reales.
  • Procesos de mejora del texto (escritura-revisión-reescritura).
  • Proyectos literarios.
  • Escritura colaborativa.
  • Aprendizaje de técnicas de escritura.
  • Escritura de textos sobre temas elegidos por los alumnos.
  • Escritura sostenida (un tiempo diario de la jornada escolar dedicado a escribir).
  • Uso del correo electrónico para comunicarse con alumnos extranjeros.
  • Escritura de noticias, periódicos escolares, etc.
  • Ejercicios de escritura (redactar a partir de palabras clave dadas por el profesor).

Artículos relacionados
Algunas actividades para potenciar la comprensión lectora
La evaluación de la comprensión lectora (1). Aspectos a tener en cuenta
Evaluación de la comprensión lectora (2) Que evaluar
El adolescente y la comprensión lectora. Una mirada constructivista
Dificultades en la comprensión lectora. ¿Cómo podemos intervenir?


Otros artículos relacionados con la comprensión lectora


Lecturas recomendadas

1 comentario:

Cristina dijo...

No sé si la comprensión mejora, pero por lo menos sí la atención que le prestan a datos relevantes.

Artículos relacionados